Llegar a la música por el camino de las palabras...

martes, 18 de octubre de 2011

Superficialidad

"Los prejuicios son la razón de los tontos." (Voltaire)

Aún no tenía claro cómo lo había conseguido soportar durante tanto, tantísimo tiempo. 
Cogió la superficialidad y la metió en el sobre más grande que tenía, pasó su lengua por el dorso del papel y lo dejó bien cerrado. A continuación lo hizo trizas con todas su fuerzas y arrojó los múltiples trocitos al fuego de la chimenea. 
La satisfacción brotaba en su rostro mientras las llamas le calentaban las manos.

Se asomó a la venta y decidió bajar a la calle. Una vez en ella, despegó las etiquetas de la frente de las personas que por allí pasaban y cortó los dedos de los que señalaban con aires de superioridad. 
Su trabajo no había hecho más que empezar, los prejuicios habían invadido a la sociedad.

El feo era marginado y el atractivo adorado, incluso teniendo en cuenta que la belleza seguía siendo relativa.
Las personas solo se acercaban a otras si sus intereses físicos coincidían y los afortunados siempre acababan siendo un grupo minoritario con el prototipo de spot publicitario.

La ignorancia era la reina del día, día tras día; y el amor, como comúnmente lo conocemos, había muerto desde hacía ya mucho tiempo. Los corazones habían dejado de latir y las mariposas habían volado de los estómagos para refugiarse de tanta falta de escrúpulos.

Con un solo vistazo, tu vida estaba determinada al triunfo o al fracaso.

V

6 comentarios:

  1. De que todo entra por los ojos, es imposible de negar y triste realidad, pero decechar a las personas por su aspecto es tan inhumano, tan idiota.
    Me gusta el texto, al hueso c:
    Miles de abrazos
    Veró

    ResponderEliminar
  2. Claro que te haré referencia. Con bombos y platillos, es un honor tenerte en la revista. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. es estraño para mi leer esto, considerando mi situación personal, referida muchas cosas que se intercomunican con esto.... es un texto cargado de justicia, aunque (no crea en ella)...

    cuidate mucho, un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Me has recordado a algunas de mis entradas. Empezaba escribiendo sobre algo y el tema se torcía hasta hablar de los prejuicios, la superficialidad y conceptos de similar índole. Supongo que es (o era) mi manera de liberar la rabia que me da ser insociable.

    Buena entrada, como es habitual. Construyes muy bien las historias que dan vida a tus visiones de la realidad.

    Sigue así.

    Paramédico

    PD: Borré el primer comentario porque tenía una falta ortográfica: Escribí "así" sin acento en la "i". Maniático, verdad?

    ResponderEliminar

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.