Llegar a la música por el camino de las palabras...

sábado, 10 de noviembre de 2012

Matrimonio

"Cuando un hombre se casa por segunda vez es porque adoraba a su primera mujer." (Oscar Wilde)

Volvió a chupar tranquilamente la pipa mientras devoraba una novela de Conan Doyle. No podía comprender cómo su mujer apenas sabía quién era Watson, "el Guasón ese, el amigo del Jolms" decía. Y es que la mayoría de las veces lo mejor del matrimonio era el silencio de las noches. 
-Contrato absurdo que te marca de por vida... 
-¿Qué dices?
-Nada, querida, que estás más preciosa que en toda tu vida.
-Algo de vida había oído. Qué zalamero eres.
-Me sorprende que conozcas el significado de la palabra.
-¿Qué? Es que desde aquí no te oigo...
-Encima sorda -volvió a chupar la pipa-. Que no son simples palabras, es la pura realidad -gritó, expulsando el humo.
La mujer se le acercó.
-Oh, amor mío, deja ya a los espías esos.
-Detectives -la corrigió.
-Lo que yo decía. Ven aquí, mi vida.
La mujer le quitó la pipa de los labios, le cerró el libro, se sentó junto a él en el sofá y empezó a besuquearle por toda la cara. Entre grititos agudos le desabotonaba la camisa, mientras él se dejaba. "Que se calle ya", deseaba. 

Cinco minutos después no se quejaba.
-Te quiero -dijo ella.
-Ahora yo también.

V

2 comentarios:

  1. "Ahora yo también."

    Tan cómico como cierto. Además de una especie de elegancia cínica.

    (Jolms y Guasón...)

    ResponderEliminar
  2. Me ha causado una cierta gracias y reflexión... ¿me pregunto que se sentirá estar casado?, bajo un contrato, por así decirlo, ...
    Un beso. Preciosa.
    Leonard

    PD: espero las cosas estén bien.

    ResponderEliminar

Escribe palabras para poder llenar este vacío pentagrama.